Equipo de dermatología UDP realizó operativo gratuito
de detección precoz de cáncer a la piel

  • El 8 y 9 de Enero, los docentes voluntarios atendieron a 520 personas de Futrono, en la X región. Resolvieron 40 interconsultas que estaban pendiente en el consultorio de la localidad sureña. Realizaron 31 cirugías dermatológicas y capacitaron a los profesores de la comuna en Protección solar en la infancia.
 

Según la Corporación Nacional del Cáncer  (CNC), durante la última década en Chile el cáncer a la piel ha aumentado 106% y 200 personas mueren cada año por esta causa.

Factores de riesgo del cáncer a la piel

  1. Personas que por motivos laborales están expuestos al sol constantemente.
  2. Personas sensibles al sol (generalmente de piel muy blanca, rubias o pelirrojas y pecosas), que se queman fácilmente y no se broncean, o muy poco.
  3. Antecedentes de quemaduras solares.
  4. Pacientes inmunosuprimidos o trasplantados.
  5. Personas que han vivido en zonas donde hay alto nivel de arsénico en el agua.
  6. Personas con historia familiar de cáncer de piel.

Al respecto, la dermatóloga y académica de la escuela de Medicina de nuestra Universidad la Dra. Cecilia Orlandi, asegura que se está ante una problemática mucho mayor que la representada por estas cifras, ya que para su elaboración sólo se consideraron cinco hospitales públicos de Santiago, excluyendo al resto del país donde existe una mayor radiación, como sucede en las zonas extremas, tanto en el norte como en el sur. A esto se suma que tampoco se incluyeron los casos de clínicas privadas, donde esta cifra debería aumentar por el perfil de sus pacientes que, habitualmente, asisten a la playa o la nieve.

En definitiva, si la cifra actual ya es alarmante, sin duda, al incorporar los aspectos antes mencionados los números podrían dispararse.


En el hospital de Cochrane 2009

Atención médica con la comunidad de Cochrane

El equipo médico en desierto de Atacama 2008

En la Isla Robinson Crusoe

Sala de espera en posta de Socaire 2008

En Caleta Tortel

Es por ello que, desde el año 2005, los docentes de Dermatología de nuestra Casa de Estudios han participado en el proyecto de "Detección Precoz de Cáncer de Piel", a través del cual han realizado operativos constantes, viajando varias veces durante el año a algún sector apartado del país para atender a su gente, realizar educación de salud y chequeos médicos que pueden detectar un eventual incipiente cáncer de piel, según cuenta el Dr. Rodrigo Loubies, coordinador del Programa.

Este año, el 8 y 9 de enero llegaron hasta la X Región, a las localidades de Futrono, Llifén, Nontuelá e Isla Huapi. “Lo fundamental de este operativo fue la atención de personas, con examen dermatológico completo en busca de lesiones en la piel que sean sospechosas de Cáncer de Piel. En estos casos realizamos biopsia, extirpación, entre otras acciones”, explica el Dr. Loubies.

La atención, que estuvo abierta a toda la comunidad de manera gratuita, también también contempló la resolución de interconsultas y casos dermatológicos pendientes en el consultorio y postas rurales, que fueron citados previamente por los médicos de la zona. “Junto con la labor de prevención y detección precoz de Cáncer de piel, buscamos un acercamiento con la población local, lo que nos permitió impregnarnos de sus necesidades particulares y condiciones socioculturales, para resolver en mejor forma los problemas de la gente" destacó la Dermatóloga UDP, Dra. María Graciela Cárdenas.

El objetivo de esta iniciativa tiene la impronta de la prevención, es por ello que es fundamental el trabajo educativo que realizó con la comunidad, a la que se le motivó a informarse y a protegerse del sol. Asimismo, a los trabajadores que desempeñan su labor al aire libre se los instó a hacer valer su derecho y exigir la entrega de un protector solar como está contemplado en la Ley de Ozono.

Aclara la Dra. Orlandi que pese a lo anterior “tampoco es bueno confiarse a ciegas en estos productos, porque ponerse un filtro no significa que esté permitido exponerse al sol de forma desmedida, ya que la principal causa de cáncer de piel es la exposición excesiva a la luz solar, porque la radiación ultravioleta proveniente de ésta daña las células de modo permanente y acumulativo desde los primeros años de vida”. 

El operativo además desarrolló actividades de extensión, charlas con profesionales de la salud, con el personal de la Municipalidad y profesores de la comuna. “Todas estas actividades dependen de la coordinación de la Corporación de Futrono, ya que son ellos quienes entregaron el apoyo económico y logístico, ítemes fundamentales para la realización del operativo en la zona”, explica el Dr. Loubies.

Dado la intensidad del operativo, que fue patrocinado por la Corporación FUTRONO y CLINICA ORLANDI, yl auspiciado de la Corporación Nacional del Cáncer (CONAC), la Municipalidad de Futrono y de la Facultad de Medicina UDP, contó además con la participación de otros seis destacados dermatólogos, Dra. Ximena Ancic, Dra. Vesna Turak, Dra. Ester Santander, Dr. Benedicto Villagrán, Dr. Iván Salas y Dr. Orlando Alvarado, todos quienes trabajaron gratuitamente para cumplir con la misión de disminuir y ojalá erradicar las muertes por Cáncer de piel en nuestro país.


Principales medidas de protección:

  1. Evitar la exposición solar entre las 11:00 y las 15:00 hrs.
  2. Utilizar estructuras que den sombra (quitasoles, techos).
  3. Usar ropa protectora contra el sol, tales como sombreros, camisetas manga larga, especialmente ropa oscura de trama apretada.
  4. Sólo se recomienda los filtros con factor de protección mayor o igual a 15, de amplio espectro, es decir contra UV-A y UV-B, incluso en días nublados.
  5. Aplicar el protector solar uniformemente en todas las zonas expuestas (no olvidar orejas, cuello, escote, manos).
  6. La aplicación de los filtros solares debe realizarse unos 20 minutos antes de la exposición solar y repetirse cada vez que la persona se moje, se seque, practique excesivo ejercicio físico, transpire profusamente, o cada 3 horas de exposición solar.
  7. Use protectores de marcas conocidas y testeados dermatológicamente.
  8. Es importante saber si los fotoprotectores son resistentes al agua o a prueba de agua. Los resistentes al agua son aquéllos que luego de 2 baños consecutivos de 20 minutos cada uno, siguen generando la misma protección; los a prueba de agua resisten 4 baños consecutivos de 20 minutos cada uno.
  9. Es importante saber que el fotoprotector es resistente al agua, no a la toalla, que por acción mecánica altera la protección buscada. Por ello, hay que tener la precaución de reponer el fotoprotector.

 

Sitio de la Facultad