Presente y futuro de la Facultad de Medicina

    • Durante la Jornada Académica, encabezada por la Dra. Patricia Muñoz Casas del Valle, y  tras la exposición realizada por el Profesor Ennio Bucci sobre historia del arte, se reflexionó sobre los logros y desafíos alcanzados por la Facultad y el rol docente que cumple el académico en las carreras de salud. Ver Galería Fotográfica
 

Con el firme convencimiento de la importancia de crear espíritu de cuerpo y compartir las principales informaciones y reflexiones que surgen en el día a día de la formación estudiantil, la  Decana, Dra. Patricia Muñoz, convocó a una jornada académica que se realizó el pasado 21 de julio, y que contó con la participación de docentes y directivos de las cuatro escuelas de la Facultad.

El cuerpo como un elemento del arte
Como una forma de introducir la Jornada ésta se inició con la exposición del profesor Ennio Bucci, historiador del arte, sobre las representaciones del cuerpo en las manifestaciones artísticas. De esta manera, el profesor Bucci realizó un completo recorrido de esta temática, comenzando por el periodo clásico grecorromano y pasando por el renacimiento, el renacimiento italiano y el siglo XVI y XVII.

¿Dónde estamos? Y ¿Hacia dónde vamos?

En una completa exposición la Dra. Muñoz, respondió a dos preguntas esenciales, como Facultad, ¿dónde estamos y hacia dónde vamos?

Dando una extensa y detallada cuenta de los objetivos logrados, también se refirió sobre las debilidades detectadas y los desafíos que éstos establecen.

Sobre lo alcanzado hasta el momento la Dra. Muñoz, mencionó, entre otros temas, la acreditación de la Escuela de Medicina, los resultados del Examen Médica Nacional, la titulación de alrededor de 80 estudiantes del diplomado en Educación en Ciencias de la Salud y la consecución de nuevos campos clínicos, como el Hospital Metropolitano.

En cuanto a la estructura de la Facultad anunció la contratación de la E.U. Sophia Kümmerlin como coordinadora General de Campos Clínicos; la creación de la Unidad de Educación de la Facultad, a cargo de la Dra. Tamara Minaeff ; la incorporación del Dr. José Amat en la dirección de Postítulos y la creación de la secretaría académica en Medicina, encabezada por la Dra. Nelly Alvarado. También mencionó la afiliación de nuevos académicos como María Eugenia Repiman, en Enfermería y de los médicos Pedro Verdugo, Vivian Ávila, Juan Pablo Bustos y como coordinadora de 4º año de Medicina, la Dra. María Beatriz Lazo.

Como objetivos pendientes en este ámbito mencionó la búsqueda de un Vicedecano Académico y la incorporación de secretarios académicos a las escuelas de Odontología y Tecnología Médica, respectivamente.

La Dra. Muñoz presentó además el informe de calidad 2009 emitido por la Casa Central, en el que se graficaban positivamente los distintos componentes de la Facultad, como el porcentaje de académicos por alumnos, los puntajes de ingreso de los estudiantes y la reinserción laboral de los egresados.

La decana finalizó su intervención con una serie de medidas que espera plasmar para revertir las debilidades detectadas hasta el momento. Entre algunos de los objetivos planteados se mencionó: aumentar el cuerpo académico básico con formación de excelencia; mayor desarrollo de la investigación; aumentar puntajes de ingreso; reeditar el diplomado en docencia; incorporar a las escuelas a sus respectivas asociaciones; acreditar todas las escuelas de la Facultad y el desarrollo de postítulos y postgrados en todas las carreras.

El arte de ser Profesor
Con posterioridad,  la Dra. Sofía Salas, directora de la Escuela de Medicina, desarrolló su temática titulada “Rol del Profesor en una Facultad de Medicina”, apoyándose visualmente en destacadas obras artísticas que describían la labor del docente.

Durante su presentación, la Dra. Salas  reflexionó sobre lo que significa ser profesor y específicamente en una facultad de Medicina. Al respecto aseguró que “más que los conocimientos teóricos, la excelencia técnica o científica, la claridad expositiva o los métodos docentes de vanguardia, la alegría, el compromiso con sus alumnos y pacientes, la rectitud, la coherencia en el actuar, la compasión, la solidaridad, la honestidad profesional, la humildad para reconocer sus limitaciones, el saber escuchar, el tener vocación de servicio, son aquellos atributos que pueden hacer la diferencia en nuestros estudiantes”.

Al respecto, agregó que “al igual que en tiempos pasados, la medicina clínica se aprende de la mano de un docente que consuela a una persona que necesita ayuda y nosotros, como docente de la Facultad de Medicina, servimos de modelo a nuestros estudiantes”.

Para concluir su presentación, recordó las palabras de Adams ‘Un maestro afecta a la eternidad; nunca se sabe dónde termina su influencia’.

Sitio de la Facultad